La Acupuntura

La acupuntura, método equilibrador milenario, y parte integrante de la medicina tradicional china, nació probablemente en India, en el seno de la medicina Ayurvédica y luego se vio altamente desarrollada...

Acupuntura


La acupuntura, método equilibrador milenario, y parte integrante de la medicina tradicional china, nació probablemente en India, en el seno de la medicina Ayurvédica y luego se vio altamente desarrollada en China.

Desde allí se fue extendiendo su práctica a todo el Imperio Chino; luego, más allá de sus fronteras, por todo el conjunto del continente asiático para alcanzar por último el mundo occidental.

Se trata de un arte de re-equilibrar, cuyos principios están vinculados con las concepciones cosmogónicas chinas y cuya técnica se basa en la correcta colocación de agujas metálicas en puntos del cuerpo humano determinados según algunas leyes creadas a partir precisamente de esas concepciones.

La aplicación de las agujas no es muy molesta y presenta las siguientes ventajas:

  • Simple: el equipo consiste en agujas metálicas desechables.
  • Fácil: la técnica es sencilla.
  • Eficaz: en un gran número de desequilibrios internos y externos, orgánicos y funcionales.
  • Segura: correctamente aplicada no causa complicaciones ni tiene efectos secundarios.
  • Económica: porque ahorra medicamentos; personal y equipos, acorta la convalecencia (especialmente en su uso anestésico).
  • Aplicable: en cualquier situación, puede usarse en emergencias, durante viajes por aire o en alta mar, en lugares remotos y en condiciones primitivas.

La acupuntura puede aplicarse en casi todos los desequilibrios.  Siendo totalmente efectiva en la mayoría y logrando mejorías en prácticamente todos.

Se ha demostrado su efectividad como analgésico, anestésico y antiespasmódico, actúa asimismo como regulador y equilibrador del sistema nervioso central, periférico y neurovegetativo.

En Occidente donde predomina la medicina alopática la Acupuntura es útil en dos grandes grupos de personas:

  • En quienes padecen problemas agudos o crónicos que no responden al tratamiento médico o presentan reacciones secundarias frente a los medicamentos.
  • En pacientes en los cuales no hay una terapéutica alopática eficaz.

Por supuesto resulta imposible enumerar todas las afecciones en que la acupuntura es útil ya que el factor personal es decisivo y cada persona necesita una adecuada combinación de agujas y ésta requiere a menudo por parte del acupuntor y esta persona dedicación y paciencia.

Éste tratamiento es indoloro, totalmente higiénico ya que todo está esterilizado y las agujas son desechables, los tratamientos tienen una duración indeterminada ya que depende del padecimiento a tratar, los precios son módicos y es una terapia totalmente compatible con otros tratamientos.

Si padeces de algun padecimiento que no has podido sanarte con otros tratamientos, te recomiendo que pruebes la acupuntura, no se pierde nada con intentar un tratamiento alternativo, por la salud vale la pena intentarlo.



Deja tus comentarios