La tradición de quemar incienso, ¿Hindú o japonés?

A pesar de que hay muchas formas y variedades de incienso en el mercado, el incienso tradicional, se clasifica en dos tipos: el incienso hindú, que lleva un palito de...


¿Sueles quemar varitas de incienso en tu casa u oficina? ¿Por qué lo haces? ¿Para aromatizar la habitación? ¿O como complemento de algún ritual? ¿Tal vez para aromatizar tu momento de descanso o meditación? ¿Qué tipo de varitas utilizas? ¿En vara, en pirámide o en cono?

incense-525016_1280A pesar de que hay muchas formas y variedades de incienso en el mercado, (cada vez se comercializan más y más), el incienso tradicional, básicamente se clasifica en dos tipos: el incienso hindú, que lleva un palito de bambú en su interior, y el incienso japonés sin palo.

Los inciensos de tipo hindú suelen ser muy aromáticos, pero debido al fuerte humo que desprenden y al interferir la combustión del palo en su aroma original, no se consideran tan delicados como los japoneses, que son mucho más valorados ya que no producen tanto humo y respetan la fragancia original.

Las barritas de incienso japonés se queman de forma uniforme, de manera que su suave fragancia se difunde de una forma lenta y regular, sin apenas producir humo y dejando muy poca ceniza.

En Japón, la práctica de quemar incienso coincidió con la introducción del budismo en el Siglo VI. Se convirtió en una elaborada y sutil cultura que pasó de los templos a la corte del Emperador y la nobleza.

Todavía hoy sigue siendo una de las grandes tradiciones de Japón, entre otras cosas, para lograr una conexión entre lo material y lo espiritual.

En la actualidad, el incienso se usa como parte de una cultura “universal” de armonía y bienestar. Su objetivo no es solamente aromatizar el ambiente; cuando se enciende una varita de incienso su aroma sutil favorece la creación de una atmósfera cálida que facilita la relajación, la concentración, el relax o hasta la conexión con uno mismo.

Su aroma puede mejorar la creatividad, aumentar la receptividad y ayudar a despertar al aquí y ahora. Puede traer paz y armonía para uno mismo y su hogar, o simplemente crear un espacio confortable. Todo efecto es posible…

Pueden usarse diferentes fragancias para diferentes momentos del día: quizá podéis elegir aromas más energéticos, cítricos, intensos o frescos por la mañana, fragancias más relajantes y/o dulces por la noche, y dependiendo de la situación del día y de lo que estés haciendo en un determinado momento, (mientras estás leyendo un libro, escuchando música, practicando yoga, platicando con tus amigos, etc…) quizá prefieres un aroma u otro..

Tus fragancias “personales” pueden llegar a convertirse en una parte íntima de ti y de tu espacio elegido para esa ocasión.

 

In this article

Join the Conversation