El incienso, aunque suele ser el gran olvidado, es uno de los artículos más importantes en cualquier ritual.


El incienso, aunque suele ser el gran olvidado, es uno de los artículos más importantes en cualquier ritual porque a través de él, nuestras peticiones, simbolizadas por el humo -elemento aire- son enviadas al universo, o hacia una entidad en concreto.

Los inciensos no solo sirven para “crear ambiente”, sino que son una forma rápida de eliminar negatividades, de atraer paz, de atraer dinero o salud… Desde tiempos remotos, los pueblos y civilizaciones antiguas usaban el incienso para comunicarse con sus divinidades.

El aroma de los inciensos y sahumerios es grato a las entidades divinas e incluso se atribuye un aroma particular a ciertos santos; todos sabemos, por supuesto, que si se quiere invocar o pedir algo a San Pancracio, el aroma a perejil y las velas verdes es el más adecuado, pues es grato para él.

Por lo tanto, hay que saber que incienso es el adecuado para tal y cual caso. Los inciensos y sus aromas, así como las velas y sus colores, no deben ser utilizados a tontas y a locas, y aquí, como en todas las cosas de la vida, hay que saber cuál es el más adecuado para poder utilizarlos a nuestro favor. Y, sobre todo, para no producir el efecto contrario al deseado.

Los mejores inciensos son aquellos en grano y en polvo que son quemados con carboncillos puesto que son los puros y cercanos a la naturaleza, pero los inciensos en varitas son más prácticos y rápidos a utilizar. Y, por supuesto, los inciensos se deben encender siempre con cerillas de madera.

Tipos de inciensos

  • Inciensos para peticiones de salud: Gardenia. Clavo. Loto. Limón. Pino. Mirra. Jazmín. Azahar. Eucalipto. Romero. Geranio. Incienso
  • Inciensos para peticiones económicas: Fresa. Cedro. Violeta. Sándalo. Opium. magnolia. Mimosa. Artemisa. Laurel. Canela.
  • Inciensos para peticiones sentimentales: Almizcle. Canela. Clavel. Musk. Madreselva. Albahaca. Mimosa. Lavanda. Rosa
  • Inciensos para peticiones de protección: Coco. Estoraque. Lavanda. Vainilla. Limón. Romero. Tomillo. Ruda. Benjuí. Incienso. Limón

¿Cuándo debes utilizar cada tipo de incienso?

El incienso puede ser quemado durante las 24 horas del día, pero hay horas que son más apropiadas para cada propósito en particular.

  • Para purificar un negocio o una casa, son mejores las primeras horas del día, hasta el mediodía.
  • Para las peticiones económicas son mejores las horas desde el mediodía hasta la puesta del Sol.
  • Para las peticiones sentimentales son mejores las horas de la noche -atención a las fases lunares- y para las peticiones de salud, cualquier hora es buena.
En este artículo:

Únete a la conversación