Cromoterapia: La Medicina Alternativa de los Colores y la Salud

Los descubrimientos de la física cuántica y su relación con los distintos tipos de energía, la ciencia y espiritualidad están cada vez más unidas.

Cromoterapia


La cromoterapia en la salud y la relación de los distintos colores con determinados órganos y su implicación fisiológica.

Gracias a los descubrimientos de la física cuántica y su relación con los distintos tipos de energía, ciencia y espiritualidad están cada vez más cerca. Es más, muchos de los preceptos médico-espirituales establecidos por antiguas civilizaciones encuentran hoy en la ciencia más moderna su equivalente intelectual o racional.

Del mismo modo y, aunque todavía hoy no está demostrado científicamente, filosofías que trabajan sobre meridianos y canales energéticos relacionan las ondas electromagnéticas de los colores con el estado emocional y físico. Al uso terapéutico del color se le llama cromoterapia.

Los colores y la salud

Los cromoterapeutas utilizan una luz a la que se acoplan filtros de colores relacionados con órganos específicos, enfermedades o puntos energéticos. De esta manera, se aplica la luz coloreada sobre distintas partes del cuerpo para mejorar el estado de salud o recuperar el equilibrio perdido.

No obstante, también existe la posibilidad de aplicar cromoterapia en casa en diferentes maneras (el color de las paredes, la ropa, meditar con un color, etc). Antes de revisar algunas enfermedades y sus colores curativos, veamos que significado y aplicaciones tiene cada color:

  • Rojo: El rojo proporciona energía y calor, incita a la acción y aumenta la circulación. Es el color del corazón, pulmones, riñones y músculos. Está indicado para tratar la falta de energía, falta de calor, de actividad, confusión, anemia, falta de riego, parálisis, falta de iniciativa, atonía del aparato digestivo, mejora el rendimiento de los deportistas, estimula el hígado y el bazo y combate la depresión. Sin embargo, está contraindicado en personas con hipertensión, ira, demasiado pasionales, hiperactivas o impacientes.
  • Naranja: El color naranja implica equilibrio y relax. Está relacionado con la tolerancia, la apertura, la fuerza de voluntad. Indicado en trastornos cardiovasculares, asma, bronquitis, epilepsia, calambres, artritis, reúma y, a nivel intelectual, comprensión y conocimiento.
  • Verde: El verde es un color analgésico y tiene que ver con la armonía. Está relacionado con el sistema locomotor (huesos, tendones, articulaciones, músculos…) y ayuda a eliminar toxinas del organismo. Está indicado en todo tipo de dolores y neuralgias, afecciones del sistema nervioso, hipertensión, estabilizar emociones y aumentar las defensas del organismo. Está contraindicado en caso de anemia.
  • Azul: El azul destaca por dos propiedades: es el color más calmante induce al sueño y auyenta las bacterias y microorganismos. Se usa como antiséptico y como antiinflamatorio. Está indicado en problemas de la boca (dientes y muelas), en personas con excesivo calor (fiebre), para insomnio o intranquilidad, inflamaciones de cualquier tipo, hipertensión y espasmos.
  • Índigo: Es un color especialmente relacionado con el aparato respiratorio. Está indicado en bronquitis, tos, catarros, neumonía y asma. A nivel psicológico está relacionado con la inteligencia y la autoridad. También purifica la sangre. Acelera la cicatrización de heridas.
  • Amarillo: El amarillo es el color de la inteligencia, por lo que está especialmente recomendado para niños y niñas o personas con dificultad de aprendizaje. Mejora la concentración y los reflejos y está indicado en caso de estreñimiento, trastornos del hígado, bilis y páncreas. A nivel emocional, es un buen color para tratar la ira.
  • Violeta: El violeta está relacionado con la intuición y el misticismo, por lo que es un buen color para tratar el nerviosismo, la intranquilidad existencial, ansiedad y angustia, los delirios, la obsesión y los problemas psíquicos. A nivel fisiológico actúa sobre los riñones y los pulmones. Está indicado en trastornos del sistema nervioso, convulsiones, cataratas, tumores, trastornos de la menopausia y afecciones de la piel (acné, arrugas, celulitis). También es útil en caso de apetito compulsivo.
  • Oro: El oro es el color del sol y posee ondas electromagnéticas muy potentes. Quizá por eso es uno de los colores con mayor poder para restaurar el equilibrio interior y poder así recuperar la salud en un sentido general. Revitaliza, inspira y proporciona fuerza y autocontrol.

Enfermedades y sus colores terapéuticos

A continuación hacemos referencia a algunas enfermedades específicas y el color curativo utilizado por los cromoterapeutas. Evidentemente estas son solo algunas referencias sobre la filosofía de la cromoterapia para ayudar a restablecer la salud. Por supuesto, no debes sustituir ningún tipo de tratamiento médico por esta terapia. Úsala de forma complementaria para reforzar el efecto.

  • Alcoholismo. Color terapéutico: AZUL
  • Alergias. Color terapéutico: AMARILLO
  • Alzheimer. Color terapéutico: MORADO
  • Anemia. Color terapéutico: ROJO
  • Angina de pecho. Color terapéutico: VERDE
  • Apoplejía. Color terapéutico: AMARILLO
  • Artritis. Color terapéutico: NARANJA
  • Asma. Color terapéutico: NARANJA
  • Bronquitis. Color terapéutico: AZUL
  • Cáncer. Color terapéutico: VERDE
  • Caspa. Color terapéutico: MORADO
  • Cataratas: Color terapéutico: AZUL
  • Catarro. Color terapéutico: NARANJA
  • Celulitis. Color terapéutico: AMARILLO
  • Ciática. Color terapéutico: AZUL
  • Circulación: Color terapéutico: AMARILLO
  • Cistitis. Color terapéutico: AMARILLO
  • Colesterol. Color terapéutico: AMARILLO
  • Cólico. Color terapéutico: AZUL
  • Depresión. Color terapéutico: AMARILLO
  • Diabetes. Color terapéutico: AMARILLO
  • Diarrea. Color terapéutico: AZUL
  • Dolor de cabeza. Color terapéutico: AZUL
  • Esclerosis múltiple. Color terapéutico: AZUL
  • Estreñimiento. Color terapéutico: AMARILLO
  • Frigidez. Color terapéutico: ROJO
  • Hemorroides. Color terapéutico: AMARILLO
  • Hepatitis. Color terapéutico: VERDE
  • Herpes. Color terapéutico: VERDE
  • Impotencia. Color terapéutico: NARANJA
  • Incontinencia. Color terapéutico: AZUL
  • Indigestión. Color terapéutico: VERDE
  • Insomnio. Color terapéutico: AZUL
  • Infección urinaria: Color terapéutico: AZUL
  • Leucemia. Color terapéutico: AMARILLO
  • Lumbago. Color terapéutico: AZUL
  • Mareos. Color terapéutico: VERDE
  • Menopausia. Color terapéutico: NARANJA
  • Dolor menstruación. Color terapéutico: AZUL
  • Migrañas. Color terapéutico: AZUL
  • Náuseas. Color terapéutico: VERDE
  • Parkingson. Color terapéutico: VERDE
  • Caída cabello. Color terapéutico: AMARILLO
  • Falta de vitalidad. Color terapéutico: ROJO
  • Afecciones del hígado. Color terapéutico: VERDE
  • Sinusitis. Color terapéutico: AZUL
  • Sobrepeso. Color terapéutico: AMARILLO
  • Hipertensión. Color terapéutico: AZUL
  • Hipotensión. Color terapéutico: ROJO
  • Trastornos cardiovasculares. Color terapéutico: VERDE
  • Dolor de espalda. Color terapéutico: VERDE
  • Próstata. Color terapéutico: AMARILLO
  • Oído. Color terapéutico: AMARILLO
  • Trastornos sistema nervioso. Color terapéutico: AMARILLO
  • Trastornos sistema respiratorio. Color terapéutico: AZUL
  • Trastornos renales. Color terapéutico: NARANJA
  • Úlceras. Color terapéutico: VERDE
  • Varices. Color terapéutico: AZUL
  • Vértigo. Color terapéutico: AZUL
  • Vesícula. Color terapéutico: AMARILLO
  • Revitalizar personas mayores. Color terapéutico: ROJO

Deja tus comentarios